Última Clase de Notre Dame: la travesía de español en la calle

Estación 1

Uno de los grupos en el paradero de micro, anotando su respuesta en la primera estación de la dinámica.

Después de vivir dos meses de aventuras, en un país distinto con un idioma diferente, costumbres y lugares, los estudiantes de negocio de la Universidad de Notre Dame dejan Chile para poner en práctica sus nuevos conocimientos. En su última clase de español en Bridge debieron salir a la calle; la prueba era la siguiente, poder interactuar y buscar distintos objetos en la ciudad, sin vergüenza de hablar. Anteriormente, ya conocimos su primer día y hoy nos referiremos a su última odisea en nuestro centro de estudios.

Aleatoriamente, entre los tres grupos existentes se mezclaron desde los estudiantes más avanzados hasta los con menos conocimientos, formándose tres nuevos grupos que deberían resolver las distintas pruebas en el menor tiempo posible.

Los estudiantes visitaron cinco lugares diferentes y comunes en la rutina urbana: paradero de micro, minimarket, metro, supermercado y lavandería. Sin mayores inconvenientes lograron sortear cada una de las pruebas e interactuaron con las distintas personas que atendían estos locales. Sin lugar a dudas, la experiencia fue exitosa, pues lograron solucionar cada una de las etapas con las instrucciones que el profesor les daba en español.

Consiguieron con ciertas pistas encontrar un cereal en un minimarket. Fue así como la estudiante de español II, nivel intermedio, Kelly Strait, entró a un minimarket. Sólo le informaron dos cosas: debes buscar una caja de cereal con un reconocido logo de un hombre con sombrero negro y cabello blanco y se encuentra en el pasillo 8. Ella encontró la caja de Quaker, que era lo correcto. Así también, otros de los  seleccionados supieron preguntar el precio de un café de manera correcta a uno de los vendedores del mismo lugar.

Kelly Streit en el minimarket, encontrando el Quaker en la estación 2 de la dinámica.

Kelly Strait en el minimarket, encontrando el Quaker en la segunda estación de la dinámica.

Más adelante lograron llegar al metro. Debieron contar y encontrar la cantidad de teléfonos públicos y cajeros automáticos en la Estación Los Leones para después averiguar en el supermercado más cercano el precio de la caja de navidad más barata y la más cara.

Por último, al regreso a Bridge buscaron una lavandería y preguntaron por el costo del lavado de pantalones. Frente a las miradas sorprendidas de quienes atendían el local, Anshuman Beri, estudiante de español I, el nivel más básico, se atrevió a averiguarlo sin inconvenientes, tarea que dos meses antes hubiese sido bastante complicada, seguramente. Pero esto sólo cerró un capítulo, porque en cada clase mostraron su interés por ir más allá, de aprender y preguntar en cada minuto y desde ahora en adelante es muy probable que con esa inquietud por manejar la lengua española, continúen profundizando sus conocimientos y regresen a Chile a trabajar incluso ¿Por qué no? O, si no, lean sus post en el artículo anterior de la satisfacción que les dio estar en Chile.

Finalmente, todo se cerró con un gran cóctel y champañazo entre los estudiantes de Notre Dame, los profesores de Bridge y sus diferentes directivos. Cada uno se llevó su certificado de clases de español y no se despidieron en castellano con un “adiós·, sino con un “hasta pronto”.

 

Copyright © 2002 - 2022 Bridge Education Group, Inc. 225 East 16th Avenue, Suite 120, Denver, CO 80203, USA. All rights reserved. Various trademarks held by their respective owners.