Full Immersion en inglés: la experiencia de Javier Ahumada de Otraco

Javier Ahumada junto a Victor Cárdenas, uno de sus profesores de inglés.

Javier Ahumada,  ingeniero civil de Otraco, una compañía australiana operando en Chile desde 1996, camina por Los Leones hacia Providencia para almorzar luego de aproximadamente 5 horas de inglés intensivo en el edificio Bridge.Viajó desde Antofagasta para comenzar su curso de Full Immersion el 2 de mayo, lo que implica que hasta la fecha de la entrevista, llevaba 118 de las 126 horas que planificó.

¿Cambios inmediatos? , la seguridad, ahora se siente mucho más confiado, “el miedo escénico lo perdí hace rato, pero ahora siento que me están entendiendo mejor, sin errores garrafales. Hasta hace 3 semanas atrás si no encontraba la palabra me detenía, ahora busco otro camino, pregunto, explico, busco la manera de comunicarme”, asegura mientras llega su plato caliente de Pantrucas.

Lo acompaña Víctor, uno de sus profesores con quién va a aprovechar de practicar durante esta instancia tan  importante, ya que  Javier cuenta que es en la vida cotidiana en el extranjero cuando tiene más dificultades para comunicarse. Al contrario de lo que se podría pensar, la comunicación se hace más efectiva en el lugar de trabajo ya que  hay una intención de entender de por medio y los temas son comunes, en cambio afuera, los estímulos externos son muchos y muy variados, “yo iba a un restorant a pedir una Coca Cola y nadie me entendía porque allá se dice Coke o regular Coke y todo eso”, relata.

En un común acuerdo con su jefe, Javier decidió mejorar su inglés antes de asumir este nuevo desafío. Si bien en Antofagasta ya tomaba clases regulares, se decidió por Total Inmersion en Bridge debido a las siguientes razones:

1. Le pareció muy novedoso el sistema de inmersión, “de mi búsqueda en internet, encontré sólo seis resultados. No hay mucha oferta porque es un programa bastante especial”.

2. La relación calidad precio, “es razonable”.

3. Es ideal para su agenda en permamente viaje. Así puede aprovechar los momentos en Chile para avanzar de manera intensiva y luego viajar para practicar.

4. La exigencia de contar con profesores nativos y certificados.

5. Las diversas nacionalidades y acentos de sus profesores, lo que lo ayuda a entrenar la competencia auditiva para enfrentarse a la vida real, donde debe compartir con estadounidenses, australianos, ingleses y europeos.

6. La variedad de profesores cada día, “estar siempre con el mismo profesor no siempre es bueno, porque uno se acostumbra al acento y el lenguaje no verbal de la persona y luego cuando enfrentas situaciones reales y un factor cambia en la ecuación, aunque el inglés sea el mismo idioma, todo se complica y resulta más difícil entender.”

7. La buena disposición para adaptarse a sus horarios, “ayer mismo tuve una reunión donde me tuve que ausentar por 5 horas, avisé con tiempo y no hubo problemas. Aunque a veces no me puedo anticipar y me ayudan igual”.

Finalmente Javier concluye con una reflexión que todos los profesionales de la enseñanza de una segunda lengua compartimos, “es imposible que una persona adulta como yo aprenda ingñés perfecto en 3 semanas. La idea es afinar y adquirir herramientas para que el proceso de aprendizaje sea más fluído”, finaliza.

¡Si tiene más preguntas, no dude en contactarse con nosotros!

Copyright © 2002 - 2022 Bridge Education Group, Inc. 225 East 16th Avenue, Suite 120, Denver, CO 80203, USA. All rights reserved. Various trademarks held by their respective owners.