¿Por qué debemos “enamorar” a nuestros candidatos?

El reclutamiento de personal está entrando en una renovación gracias a la nueva generación de profesionales. Ya es un tema conocido la necesidad que enfrentan los departamentos de Recursos Humanos de retener al personal, pero un tema poco explorado en las organizaciones es reforzar el proceso de reclutamiento. Debemos entender que una entrevista se asemeja mucho a una relación consumidor-marca, donde el candidato entra en un primer contacto personal con la empresa y decide si finalmente acepta la vacante o como se diría en el marketing “hace la conversión”.

 

Para entender mejor cómo optimizar el proceso de las entrevistas de captación y lograr que nuestros candidatos ideales acepten trabajar en nuestra empresa, podemos enriquecernos con algunas nociones del marketing.

 

Nuestros candidatos son clientes

Sí, así es. Debemos considerar que los candidatos son nuestros clientes. Ellos esperan obtener el mejor trato y recibir una pequeña dosis de la experiencia que significaría trabajar en la empresa. Ten presente que una experiencia negativa se considera al mismo nivel que una mala compra, y un cliente insatisfecho no solo no regresará, sino que expande la voz indicando que nuestra organización es un mal lugar para trabajar. Esto es desastroso, pues podríamos perder otros posibles candidatos.

 

¿Qué hacer para mejorar?

Ofrecer toda la información necesaria, hay cosas que no podemos omitir en las entrevistas. El candidato quiere conocer la descripción completa de la vacante para saber si es lo que espera y está acorde con sus expectativas profesionales. Lo mismo con la compensación monetaria que se ofrece, los beneficios y el ambiente de trabajo.

Asimismo, es necesario explicar cómo es el proceso, cuáles son los próximos pasos y en qué paso se encuentra el candidato. Esto nos indica que debemos mantenernos siempre en contacto.

 

Personaliza las entrevistas

Hazle entender a tu candidato que te has tomado el tiempo de leer su resumen curricular y lo conoces. Dale a entender que desde ese momento su presencia es importante y que sería un gran valor sumado a la empresa.

 

Comunícate con sinceridad y cercanía

Trabajar la comunicación es clave, mostrarte ameno y cercano es parte indispensable del proceso. Igualmente, debes asumir la responsabilidad de solicitar retroalimentación luego de la entrevista, preguntar qué les ha parecido el proceso y cómo se sintieron. Del mismo modo, informar con cortesía el resultado del proceso de reclutamiento.

 

¿Listo para comenzar a cambiar la forma de entrevistar en tu empresa?

Sigue descubriendo muchos más temas sobre formación y RRHH en nuestro blog.

 

Copyright © 2002 - 2022 Bridge Education Group, Inc. 225 East 16th Avenue, Suite 120, Denver, CO 80203, USA. All rights reserved. Various trademarks held by their respective owners.