Metodologías en el aprendizaje de inglés para adultos, ¿hay una mejor que otra?

 

Al momento de elegir un curso de inglés para tu empresa, una de las preguntas más comunes que surgen es saber cuál es la mejor metodología a aplicar. Más allá de encontrar la mejor, la opción con mejores resultados sigue siendo aquella metodología basada en identificar y mejorar las competencias comunicacionales de las personas.

Los nuevos contextos y las distintas realidades han modificado la manera cómo las personas adquieren nuevos conocimientos. El rápido acceso a la información y la comunicación con otros ha hecho que aprender un nuevo idioma se haya masificado y popularizado entre adultos en los últimos cincos años.

A lo anterior, y ante la llegada de la pandemia, se suma la importancia de la tecnología en los métodos de la enseñanza de un idioma. Ahora profesores y alumnos han visto la gran utilidad que tienen los dispositivos móviles y plataformas para continuar un proceso de enseñanza.

Así como cada individuo es distinto, existen formas distintas (o diferentes combinaciones) para adquirir nuevos conocimientos. Con la lengua franca sucede lo mismo, no se le puede aplicar una misma metodología de enseñanza a dos personas ubicadas en diferentes lugares, cada uno con su idioma materno y cultura particular.

 

¿Cuántas metodologías existen hoy en día? 

 

Se han utilizado muchas metodologías y varias de estas han estado en constante evolución, algunas de las más conocidas son:

 

  • Gramática y traducción. El método más tradicional y usado (sobre todo para aquellos estudiantes adultos con más de 30 años). Su objetivo implica la enseñanza de las reglas gramaticales y traducción de textos para su comprensión. Al ser el método más tradicional, la memorización es un pilar importante, sin embargo, esta metodología requiere complementarse para hacerlo atractivo y llamativo para los estudiantes.
  • Directo o natural. Al igual que los niños cuando están comenzando a aprender sus primeras palabras, esta metodología busca que a través de la comunicación oral, las personas escuchen, hablen, cometan errores, repitan y aprendan; finalmente se convierte en un ciclo constante de aprendizaje hasta que el idioma es hablado correctamente.
  • Auditivo y lingual o audiolingual. Está orientado a la escucha, repetición y pronunciación de palabras, frases o diálogos, dejando en segundo plano la gramática del lenguaje, desarrollando la comprensión oral antes que la escrita.
    Es interesante conocer que esta metodología tuvo sus orígenes en la Segunda Guerra Mundial, donde el ejército americano necesitaba aprender a comunicarse con hablantes de varias lenguas extranjeras en poco tiempo, para el cual contrataron informantes nativos que permitieron este aprendizaje.
  • Comunicativo. Si bien todo aprendizaje del inglés requiere de un proceso constante de comunicación entre profesor y estudiante, este método tiene su importancia en aplicar lo aprendido en situaciones reales y contextos del día a día, poniendo énfasis en la interacción con otras personas. Sobre todo, en la no acumulación de simples conocimientos, sino en experiencias que también suman al desarrollo profesional de las personas.

 

Otras herramientas han surgido para complementar métodos o hacer una combinación para darle dinamismo al aprendizaje del idioma, como por ejemplo la gamificación (uso de juegos o actividades lúdicas para motivar el aprendizaje); la dramatización (representación de acciones dialogadas); el método silencioso (el enfoque está en que los estudiantes tengan mayor participación en clases a través de comandos o instrucciones hechas por el profesor).

 

¿Qué metodologías deberías elegir? 

 

Hoy en día no existe una mejor metodología que otra, pero si existen metodologías que resultan mejor en unos alumnos que en otros; y eso varía también de acuerdo a su nivel inicial del inglés, su contexto y qué habilidades tiene en desarrollo.

 

En pedagogía se puede hablar de las metodologías que estadísticamente funcionan mejor en la mayoría de los casos. Y en esta línea, las metodologías que mejores resultados brindan a las personas y organizaciones son las que se basan en los procesos comunicativos.

 

Para Karina Zew, Academic Trainer de BridgeEnglish, «adquirir una lengua tiene que ver con el desempeño, más que con la acumulación de conocimientos. Utilizar el idioma para expresar un pensamiento es el objetivo final del lenguaje en sí, poder lograr una experiencia compartida».

 

Acá es donde las competencias tienen un espacio importante en los cursos personalizados de inglés online, ya que son las competencias (concepto lingüístico desarrollado por Noam Chomsky) las que permiten que los hablantes de una lengua produzcan y comprendan una infinita cantidad de oraciones gramaticales de forma correcta, con una cantidad finita de elementos.

 

Hoy más que nunca, es necesario identificar las competencias de un equipo y trabajar en lo qué se quiere mejorar guiando a los trabajadores en cómo debería ser ese proceso de aprendizaje, de esta manera las personas se sentirán a gusto, interesadas y motivadas para aprender inglés.

 

El aprendizaje por competencias es la metodología predilecta de BridgeEnglish, ya que buscamos que la interacción y la comunicación que se desarrolle en cursos privados o grupales se produzca en situaciones naturales donde el lenguaje fluya, de esta manera, se van notando semejanzas y jerarquías propias del lenguaje, similar al aprendizaje del lenguaje nativo que tuvo el estudiante.

 

¿Quieres saber más de nuestra metodología? Contamos con soluciones personalizadas según las necesidades de cada compañía y cultura organizacional.  Revisa acá nuestros programas y servicios.

Copyright © 2002 - 2022 Bridge Education Group, Inc. 225 East 16th Avenue, Suite 120, Denver, CO 80203, USA. All rights reserved. Various trademarks held by their respective owners.